Bruselas dice que tras los ocho ‘noes’ en las votaciones de Westminster espera el “‘sí'” sobre cómo avanzar

BRUSELAS, 28 Mar. (EUROPA PRESS) –

La Comisión Europea ha dicho este jueves que “toma nota” del resultado de las votaciones que tuvieron lugar la víspera en el Parlamento británico sobre las alternativas posibles al Brexit con las condiciones negociadas entre Bruselas y Londres, al tiempo que ha recalcado que, tras contar “ocho ‘noes'”, “ahora” lo que hace falta es un ‘sí’ sobre el modo de avanzar en esta crisis.

“La Comisión Europea toma nota de las votaciones indicativas, es parte de un proceso político en marcha en Reino Unido que respetamos plenamente”, ha declarado en una rueda de prensa el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, al ser preguntado por la valoración comunitaria.

“Contamos ocho ‘noes’ la pasada noche, ahora necesitamos el ‘sí’ sobre cuál es el camino a seguir”, ha añadido Schinas, en línea con las reiteradas llamadas de la UE a la primera ministra británica, Theresa May, para que presente un plan caro y en detalle de sus alternativas para desbloquear la situación.

También ha recordado que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea aceptaron la semana pasada retrasar el Brexit del 29 de marzo al 22 de mayo, pero ello sólo si la Cámara de los Comunes aprueba a más tardar este viernes, 29 de marzo, el Tratado de Retirada que ya ha tumbado en dos votaciones previas.

“Si el acuerdo de retirada no es ratificado al final de esta semana, el artículo 50 (que articula el Brexit) será prorrogado hasta el 12 de abril”, que es la nueva fecha para la salida inmediata de Reino Unido haya o no acuerdo.

Los líderes, sin embargo, dejaron la puerta abierta a estudiar otras opciones -que pasarían por una prórroga más larga y la celebración en Reino Unido de las elecciones europeas de mayo–, si el Gobierno británico presenta antes de esa fecha una propuesta clara y convincente.

May, en un último intento por lograr la adopción del acuerdo de divorcio en Westminster, ofreció el miércoles a su partido dimitir si el acuerdo sale adelante, de modo que no sería la responsable de negociar la segunda parte de la desconexión, que es la relación futura que mantendrá con la UE como país tercero.

El Ejecutivo comunitario no ha querido valorar este anuncio, pero sí ha recordado que el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, ha expresado en repetidas ocasiones su “apoyo y respeto” por una ‘premier’ con la que ha trabajado durante todo el proceso de separación.